Accueil

LA HISTORIA DEL PUEBLO AFRO SERÁ CONTADA EN LOS LIBROS ESCOLARES EN 2016.

www.es.afronewsmagazine.com

Cada primer domingo de octubre la comunidad negra de Ecuador recuerda su Día Nacional, que se instauró desde 1997, tras una movilización a nivel nacional, en la que líderes al son de bomba y marimba llegaron al pleno del Congreso Nacional de ese entonces para exigir se apruebe su propuesta de ley.

Así el Congreso emitió una “resolución legislativa”  que además de reconocer el Día Nacional del Negro ecuatoriano, declaró a Alonso de Illescas como ‘Héroe Nacional’. Además se propuso que la historia del pueblo afro sea parte de los libros históricos del país para el estudio de las nuevas generaciones.

Esta última propuesta, según contó ayer la asambleísta Zobeida Gudiño, por fin entrará en vigencia desde el próximo año con la nueva redacción de los textos de educación inicial, básica y bachillerato

“Después de varios años de una lucha constante, se acordó con el Ministerio de Educación incluir en los libros la historia del pueblo negro en el Ecuador, su importancia y participación en los hechos principales de la nación. Eso entrará en vigencia desde el próximo año lectivo en mayo en la Costa y en septiembre de 2016”, reiteró Gudiño en el programa que se celebró en el pleno de la Asamblea.

Ese espacio ayer no fue exclusivo de los legisladores. Las curules las ocuparon los dirigentes, los estudiantes y las madres que día a día luchan con instaurar en sus comunidades las reivindicaciones de un pueblo que hasta hace poco se sentía relegado e invisible en la sociedad ecuatoriana.

“Desde que se instauró el día del negro ecuatoriano han pasado 18 años y este tiempo ha servido para que el Estado nos reconozca como personas; antes de ese reconocimiento éramos cualquier cosa menos seres humanos y luego se afianzó esa conquista con la Constitución de 2008”, refirió Alodia Borja, jurista de profesión e incansable defensora de su raza.

Ella cuenta que hasta antes de 1997 cuando un negro pasaba por los exteriores del Poder Legislativo corría el riesgo de ir preso. “Si éramos mujeres nos tildaban de prostitutas o delincuentes y a los hombres de drogadictos y ladrones. Era un estigma ser negro, pero eso ha cambiado,  aunque no llegamos a conquistar todos nuestros derechos”, reitera Alodia.

De acuerdo al último censo del INEC en 2010, la población afro representa el 7% del total de los ecuatorianos en el territorio, pero según las comunidades el porcentaje es mayor. “Hay muchas personas que en el censo, al ser hijos de un mestizo y un negro, se declaraban mestizos, no había la autovaloración de nuestra comunidad por todo el rechazo y discrimen del que hemos sido víctimas”, dijo Martha Rivas, representante de Santa Elena, para quien uno de los mayores retos es la participación de toda la población negra en el trabajo, sobre todo en instituciones públicas.

“Queremos oportunidades laborales porque no vemos que exista la misma apertura al negro que al que viene de otra comunidad”.

Dilver Sánchez, representante de Los Ríos, reconoce que aunque hoy existe más participación de los negros en la educación, el acceso a carreras universitarias y su culminación son un tema pendiente.

“La preparación mayoritaria de los pocos que han ido a la educación superior en nuestro pueblo ha sido en jurisprudencia, pero hoy debemos reconocer que a muchos de nuestros chicos les falta el puntaje para poder llegar a esa y otras carreras, porque pese al avance no se puede equilibrar en 8 años lo que se ha relegado por más de 400”. (F)

Pages