Accueil

EL APOCALIPSIS EN PUERTO RICO NO HA HECHO MAS QUE EMPEZAR

EL APOCALIPSIS EN PUERTO RICO NO HA HECHO MAS QUE EMPEZAR

El Huracán María ha dejado 10 personas muertas a su paso por Puerto Rico, pero el balance de víctimas no es lo peor. La salvaje tormenta ha arrasado la isla y los daños son tan graves que las autoridades ya describen el panorama como un apocalipsis humanitario.

 

El alcalde del estado de Manatí, Jose Sánchez González, apunta el que a corto plazo es el peor problema de Puerto Rico: la destrucción de las infraestructuras eléctrica y de telecomunicaciones: “El hospital está al máximo de su capacidad y está a punto de colapsar. Está empezando a haber situaciones de histeria colectiva. Necesitamos ayuda urgente”. La congresista por Puerto Rico Jennifer González se pronunciaba de igual manera refiriéndose a las condiciones que MAría ha dejado a su paso: “El huracán nos ha hecho retroceder 20 o 30 años en el tiempo”.

Las afirmaciones no son exageradas. El 95% de país está desconectado del mundo. Internet se ha caído en todo el territorio y solo un puñado de antenas de telefonía móvil quedan en pie. Los portorriqueños hacen largas colas para poder acceder a lugares que aún tienen señal como el Puente Teodoro Moscoso y comunicarse con sus seres queridos en el continente.

Los hospitales no son los únicos en sufrir el apagón. En el interior del aeropuerto Internacional de San Juan se hacinan cientos de personas cuyos vuelos se han cancelado. Las terminales no tienen luz ni aire acondicionado y los baños no funcionan. El Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que visitó Puerto Rico en una misión de ayuda para tratar de recuperar el suministro eléctrico explica que la red está tan dañada que restablecer el suministro llevará semanas o meses. En algunas regiones aún habrá meses de apagones. Muchos portorriqueños se preparan para un año sin luz. Los más afortunados tienen generadores para alimentar frigoríficos o lavadoras. La mayor parte no tienen ese lujo.

Los daños a los municipios de la isla son tan extensos que 20 de los 50 alcaldes de la Isla ni siquiera han podido llegar hasta San Juan para acudir a una reunión de emergencia y valorar la situación. En las calles, algunos lugareños comparan la destrucción causada por María a la de una bomba nuclear. Los primeros cálculos estiman que harán falta al menos 30 mil millones de dólares para reconstruir el país.

Para empeorar las cosas, 70 mil personas han tenido que ser evacuadas al noroeste del país ante el inminente colapso de la presa de Guajataca, donde las intensas lluvias han puesto la estructura al límite de su resistencia estructural.

Más de 4 mil efectivos de la reserva se han desplazado a la sla para ayudar en la crisis, pero solo alojarlos va a ser un reto en sí mismo. El gobierno federal también ha enviado ya el primer lote de ayuda humanitaria en forma de agua potable, generadores y alimentos. Lamentablemente harán falta muchos más envíos, y en Estados Unidos no pocas voces se alzan ya pidiendo más implicación en el auxilio del país.

María ha llegado en el peor momento posible. Antes del huracán, Puerto Rico ya estaba inmerso en una profunda crisis económica, con una tasa de pobreza del 40% y elevados niveles de deuda. Los desastres naturales siempre se ceben con las personas más desfavorecidas y en la isla ya se han empezado a reportar saqueos por la falta de alimentos. Recuperar el país después de este desastre será aún más difícil. Si quieres ayudar, a continuación te ofrecemos una lista de entidades que han puesto en marcha campañas online de recogida de fondos para ayuda humanitaria:

GoFundMe, New York Times, ConPRmetidos, Dominica Hurricane Relief Fund, Unidos por Puerto Rico, All Hands Volunteers, AmeriCares, Catholic Relief Services, Convoy of Hope, Direct Relief, GlobalGiving e International Medical Corps.

Viajeros atiborran principal aeropuerto de Puerto Rico, represa está al borde del colapso

Cientos de viajeros llenaban el lunes el Aeropuerto Internacional de San Juan de Puerto Rico, ansiosos por saber cuándo podrían salir del país y reencontrarse con familiares después de que el huracán María provocó cortes de energía y comunicaciones en la isla.

 

Temerosos de salir de hoteles en caso de no poder abordar los pocos vuelos disponibles, los preocupados pasajeros esperaban en largas filas en el principal aeropuerto de Puerto Rico, intentando contactar tanto a seres queridos como a aerolíneas.

“Todo es rumor por el momento, porque no hay comunicación”, comentó Rene Kessler, un estudiante de medicina de 31 años de Baltimore, Maryland, que se preparaba para pasar la noche en el aeropuerto esperando un vuelo de vuelta a Estados unidos.

Funcionarios portorriqueños han confirmado al menos 10 muertes vinculadas con la tormenta en la isla. El huracán fue además responsabilizado por al menos otras 19 muertes en el Caribe, la mayoría de ellas en la isla de Dominica.

El huracán María convirtió a Puerto Rico en una zona de desastre, sin energía eléctrica y donde muchos están desesperados por huir. La isla se había convertido en refugio para habitantes de islas del Caribe que habían quedado sin hogar tras el paso del huracán Irma previamente este mes.

Una represa en Puerto Rico se ha debilitado por fuertes lluvias por el huracán María y está en peligro de romperse, con la amenaza de provocar inundaciones para miles de viviendas.

Unas 70 mil personas que habitan el valle ribereño debajo de la represa de Guajataca, en la esquina noroccidental de la isla, han estado bajo evacuación desde el viernes después de que las autoridades advirtieron que la estructura está en peligro de un colapso inminente.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, llamó a los residentes del área a evacuar tras evaluar daños a la represa el fin de semana y dijo a periodistas que una fisura en la estructura “se ha convertido en una ruptura significativa”.

María, el segundo gran huracán que afecta al Caribe este mes y el más poderoso en azotar Puerto Rico en casi un siglo, dejó una ola de destrucción en la isla tras tocar tierra el miércoles por la mañana.

La tormenta ha provocado daños y pérdidas por actividad económica estimados en 45 mil millones de dólares en el Caribe, de los cuales al menos 30 mil millones de dólares corresponden a Puerto Rico, dijo Chuck Watson, un calculador de costos de desastres de Enki Research, en Savannah, Georgia.

Apocalipsis en Puerto Rico. Foto: Getty Images.

Apocalipsis en Puerto Rico. Foto: AP.

Apocalipsis en Puerto Rico. Foto: AP.

Post-scriptum: 
Apocalipsis en Puerto Rico. Foto: AP.

Pages